Nacimientos en Mérida

Nacimientos

NACIMIENTOS : Debemos señalar como algo extraordinario y al mismo tiempo, como un hecho agradable para nuestra entidad, los últimos nacimientos y llegadas de bebes con síndrome de Down a Down Mérida. A lo largo del año 2013, hasta el mes de enero 2014, a nuestra entidad, han llegado, 6 bebes con síndrome de Down y sus familias. Todos preciosos y llenos de vida y alegría. Atendiendo a los porcentajes de nacimientos, no es un número muy común, por ello, queríamos resaltarlo y reivindicar los derechos de las personas con síndrome de Down y sus Familias.

Carta de los padres de Rubí:

Desde ese primer momento en que supimos de tu existir se transformaron nuestras vidas llenándose de tu amor. Por ti formamos una familia, para arraigar ese lazo que nos une más a ti.
Nueve meses soñamos contigo, solo tenerte en el regazo para poderte decir lo mucho que te amamos. Intentamos adivinar a quién te parecerías, cuál sería el color de tus ojos y a cuál de los dos primero nombrarías; a papá o a mamá.

Pensamos el nombre por el que conocerte y decidimos mutuamente que sería Rubí. Llegada la hora del nacimiento, tras el sufrimiento de esos intensos dolores, por fin pudimos verte.
Eras diferente a lo que habíamos pensado, algo más vulnerable, pero al fin y al cabo un ser humano que necesita más calor, más amor y más dedicación por parte de sus padres.

Nuestro primer pensamiento fue ¿Por qué a nosotros?, el segundo ¿Qué vamos a hacer ahora? ¿Cómo la cuidaremos? Sentimos en esos momentos caer todas las esperanzas cual castillo de naipes que habíamos construido.
Pero la asociación Down Mérida nos enseñó a verte con otros ojos. Ojos que ven que todos aún siendo iguales, somos diferentes, cada uno tenemos nuestra propia identidad y la tuya, tal y como dice tu nombre, es la de una piedra preciosa, que brilla por su hermosura cuando llegan los rayos del sol.

Enseguida cambió nuestro punto de vista y empezamos a sentirte al ver tus manitas moverse, al sentir el llanto que demandaba la necesidad del contacto con nuestros cuerpos, para sentir nuestro calor, nuestro amor y cuidados a los que nos comprometimos como padres desde que te engendramos. Tú aún siendo algo distinta, eres igual. Tienes rostro, tienes corazón y tienes necesidad de aprender a sobrevivir entre nosotros, tardarás un poco más, pero lo lograrás.

Rubí es una estrella que descendió desde los cielos para posarse entre los dos. Cerrando los ojos pedimos un deseo, que ahora vemos cumplido cuando nos mira sonriendo. En su mirada podemos preciar la inmensidad divina que nos regala El Señor.
Cuando un peregrino comienza el camino va lleno de esperanza aunque en él encuentra desafíos y metas por cumplir. Pues bien, nosotros ya estamos andando, nuestro reto es verla crecer sana y plenamente. Nuestra meta será darle siempre el apoyo que necesite para subsistir en esta vida llena de felicidad. Enseñarle sus primeras palabras, ayudarle a dar sus primeros pasos, para que entre todos los seres humanos pueda compartir con alegría el don de la vida.

POESÍA DE MAMÁ A RUBÍ
Que soñar, soñé un día
en que tú me llamarías mamá.
Que aprender, aprendía a cantar
alguna nana para ese querubín que alegra mis mañanas.

Postrada en mi regazo, mamando de mis senos
para poderse alimentar
Impregnándome de su aroma a inocencia
a pureza y a aire fresco
Deslizándose por mi vientre, toma refugio y protección.
Durmiéndose placidamente, velo yo sus sueños.

POESÍA DE PAPÁ PARA RUBÍ
Querubín que del cielo bajaste
para llenar mi vida
Bendecido fui por Dios
porque la felicidad es plena en tu mirar
Más cuando amanece el día y me regalas una sonrisa
se me deslumbra el alma.


Alba Carrasco
Alvaro Palomares


Síguenos en:


Ver mapa más grande