Iniciamos el programa de inclusión social "Vida independiente II"

Down Mérida inicia el programa ‘Vida Independiente II’ para seguir fomentando la inclusión social de las PSD´s y otras discapacidades, en esta ocasión mediante el desarrollo de una vida autónoma
Down Mérida ha iniciado a principios de este mes de julio la segunda fase del Programa Vida Independiente, un proyecto cofinanciado por el SEPAD que se desarrolló en primer término de julio a diciembre de 2017 y, que pretende potenciar y fomentar la autonomía personal y social en las personas con Síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales con el objetivo último de que vivan cada uno de ellos con las mayores cotas de independencia y autonomía.

En este sentido, el equipo de trabajo que dirige el proyecto, formado por cinco profesionales y personal voluntario, y que actúan no como cuidadores sino como mediadores del proceso, están trabajando en el diseño de nuevas metodologías e intervenciones que se desarrollarán de manera teórica y práctica en esta segunda fase del programa, y que se centrarán en la dimensión como ser social de los participantes: participación social y ciudadana, derechos, identidad, roles y evolución personal dentro de la familia, itinerarios de vida,…además de continuar con otros ya iniciados el pasado año como el de tareas domésticas, cuidado personal o envejecimiento activo.

Las diferentes intervenciones y actividades que se desarrollarán, supondrán un paso más una continuidad del Programa ‘Vida Independiente I’ en el que las personas con Síndrome de Down y otras discapacidades, aprendieron tanto a moverse por la ciudad como peatones como a utilizar el transporte urbano de manera autónoma, conocieron algunos servicios públicos como el Centro de Urgencia y Emergencias 112, la Comisaría de Policía Nacional y la Jefatura de la Local o el Parque de Bomberos, además de manejar dinero, hacer compras , comer de manera saludable, resolver conflictos y lo más importante tomar sus propias decisiones.

Vivienda con apoyo

De manera paralela, y gracias a la colaboración de una familia que ha cedido a la entidad una vivienda situada en el centro de Mérida, Down Mérida se plantea utilizar ésta para llevar a cabo simulaciones de situaciones lo más reales y prácticas posibles, siguiendo así una de las líneas de actuación contempladas en el Plan de Acción de Down España/Mérida.

Atendiendo a ello, durante este verano se llevarán a cabo una serie de adaptaciones a la vivienda para que responda a las indicaciones necesarias para trabajar la independencia y autonomía en un entorno real. En este sentido, la colocación de pictogramas y códigos QR con las pautas de utilización de electrodomésticos, así como la utilización de material de Nuevas Tecnologías ( Móviles y Tablets) son algunas de las adaptaciones en las que se trabaja.

Se trata de que los jóvenes con síndrome de Down u otra discapacidad adquieran de manera paulatina las habilidades básicas y la seguridad necesaria en sí mismo para realizar primero las tareas propias del hogar de manera autónoma y apliquen todo lo aprendido respecto de su propia independencia en un entorno real, en lo que se denomina “vivienda con apoyo”.

Vida independiente

El desarrollo de programas para la vida independiente de personas con Síndrome de Down y otras discapacidades empezó a gestarse en la entidad hace unos cuatro años cuando Down Mérida realizó un trabajo de recogida de información a familias y personas con síndrome de Down (PSD)

En esa recogida de información, todas las familias coincidían que su mayor preocupación era no saber dónde o como viviría su hijo/a una vez ellos fallecieran o no pudieran ocuparse de ellos. Otro dato revelador y definitivo fue el de las propias PSD, los cuales, en el 90%, optaron como opción para una vida futura el de una vivienda con amigos y/o pareja con o sin discapacidad, no querían vivir en centros o residencias con cuidadores. Querían ser ellos mismos responsables de su propia vida.

Ver fotos


Síguenos en:


Ver mapa más grande