Down Mérida como movimiento asociativo: la entidad a examen

¿Dónde estamos? ¿Qué hacemos? ¿Qué podemos aportar? ¿Dónde queremos llegar? Son algunas de las preguntas que se han hecho los padres de usuarios asistentes a una nueva sesión del Programa de Familia que ha tenido como objetivo la autoevaluación de los padres como grupo y el análisis actual de Down Mérida como movimiento asociativo, inclusivo y social.

Lo más valorado por los familiares asistentes es la complicidad entre profesionales del centro, familias y usuarios que, en opinión de los padres, está haciendo de la entidad un equipo cada vez mejor engrasado que tiene su reflejo inmediato en la evolución que se aprecia en los usuarios, además de en la imagen de dinamismo, capacidad y evolución que la Asociación que se trasmite a la sociedad.

En este sentido, los familiares creen fundamental aprovechar esta imagen pública para aumentar la visibilidad de las personas con Síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales en todos los ámbitos de la vida social, laboral e institucional, así como ser más reivindicativos con las necesidades actuales y futuras de la asociación y de sus usuarios.

En cuanto a los puntos que más se deben trabajar, resaltan la necesidad de implicar a más familias e incidir en la participación de los padres y familiares con el objetivo de que aseguren y den continuidad al buen trabajo que se viene haciendo en los últimos años.

En definitiva, una sesión muy productiva en la que los familiares de nuestros usuarios han hecho una evaluación nada autocompasiva de su papel dentro de la entidad, que da fuerzas a los profesionales para seguir trabajando por mejorar el proyecto de vida de cada una de las 'pequeñas familias' que forman parte de esta 'gran familia' que es Down Mérida.

Ver fotos


Síguenos en:


Ver mapa más grande