Actividad de Judo dentro del módulo de actividad física y deporte

Judo

El pasado viernes día 23 de Mayo, se comenzó, en la entidad de Down-Mérida, con el módulo de actividad física y deporte. Para dicho comienzo se realizó una práctica de Judo, en la que nuestros chicos y chicas disfrutaron mucho de este deporte. Es un deporte muy beneficioso, ya que ayuda a perder el miedo al contacto con otras personas, gracias a su práctica de a dos, y fomenta valores tan importantes como el respeto y el compañerismo.

Para dicha actividad, agradecemos, en primer lugar, la cesión de las instalaciones por parte del Club de Judo Stabia de Mérida, los cuales se portaron de forma excepcional con todos nuestros chicos y chicas durante toda nuestra estancia.

En segundo lugar, tenemos que agradecer la presencia de los encargados de organizar la sesión, Nacho Fernández Jaén, y Pablo Sánchez García-Monco. Este último, ha sido durante muchos años integrante del equipo nacional absoluto y medallista internacional, y volverá a serlo sin ninguna duda cuando vuelva a acudir a ella, tras un parón por problemas de salud.

Para dicha actividad, nuestros chicos y chicas acudieron en transporte público hasta las instalaciones del gimnasio Stabia de Mérida, lo conocieron y, posteriormente, disfrutaron de una exhibición de estas dos grandes figuras del Judo y de una clase preparada por ellos, en la que conocieron todos los valores y beneficios del deporte y realizaron desde un calentamiento básico mediante circuitos, hasta aprendizajes de técnicas específicas.

Sin duda alguna, fue una sesión muy gratificante para todos nuestros usuarios y usuarias participantes, en la cual vieron sus posibilidades para realizar deporte y moverse, con todos los beneficios que eso conlleva para ellos y para su vida cotidiana. Al finalizar la sesión se les preguntó y encontramos frases como “quiero hacerlo todas las tardes”, “me ha gustado mucho”, “me lo he pasado muy bien”, al igual que Pablo y Nacho, que acabaron encantados y queriendo repetir en poco tiempo, ya que reconocieron haberlo pasado en grande con todos ellos.

Debemos alcanzar un cambio de mentalidad, ver que todos somos capaces de realizar dichas prácticas, siempre que estén adaptadas a las características personales de cada uno, y no limitarnos a tratamientos rígidos, sino permitir también la posibilidad de relación y de prácticas de ocio y tiempo libre.


Síguenos en:


Ver mapa más grande